Tres claves para el éxito

 

El éxito es una palabra que a todos nos atrae porque significa lograr algo que deseamos. Más allá de la típica y tópica imagen del triunfador, el éxito es algo que pertenece a la vida cotidiana de todos nosotros pues todos tenemos deseos que unas veces logramos y otras no.

 

Tres claves para el éxito

 

Hace poco me invitaron a una mesa redonda en un club de emprendedores y el moderador nos preguntó cuál sería en nuestra opinión la fórmula para el éxito. Al escuchar la pregunta yo me quedé pensando en el éxito en sentido amplio, no solamente en el plano del emprendimiento empresarial, e inmediatamente vino a mi mente una primera idea: para lograr cualquier cosa es necesario tener un deseo irrefrenable de ello; este deseo es el que nos va a movilizar y va a impedir que los inevitables obstáculos del camino nos hagan abandonar. La mayoría de los deseos que no logramos es porque hemos abandonado demasiado pronto. Un deseo irrefrenable es eso, irrefrenable, es tan fuerte que los obstáculos no consiguen pararlo.

Un segundo punto que me vino a la mente fue la persistencia, la tenacidad. El éxito no suele llegar a la primera, es fruto de un camino en el que necesariamente hay fracasos. Digo necesariamente porque los fracasos no son realmente tales sino puntos de aprendizaje que nos van enseñando cuál es el camino correcto y cuál no. Thomas Alva Edison hizo más de dos mil intentos fallidos hasta que consiguió la bombilla incandescente por la que todos le conocemos. Un día uno de sus colaboradores le preguntó: Señor Edison ¿no se cansa usted de tanto fracaso? Y él le contestó: “yo no he fracasado todavía, he encontrado dos mil maneras de cómo no se hace una bombilla”. Ésta es la actitud que nos lleva al éxito.

Y el tercer punto en el que pensé está relacionado también con el aprendizaje: hemos de estar dispuestos a aprender lo que sea necesario para lograr nuestro objetivo. El éxito y el aprendizaje siempre van de la mano; para llegar a alguna meta necesitamos conocimientos y habilidades, y hemos de estar dispuestos a adquirirlos. Esto, que se suele entender muy bien en el plano profesional, en el personal hay veces que lo obviamos, pero es igual de importante: ser felices en nuestra vida, tener una relación de pareja que nos llene, que nuestros hijos se conviertan en personas de bien… todos ellos son deseos muy comunes y que tienen su “arte”, que cuando lo aprendemos tenemos muchas más probabilidades de éxito.

Así que en mi respuesta al moderador en esa mesa redonda, la fórmula para el éxito que yo di fue:

  • Tener un deseo irrefrenable
  • Ser tenaz y persistente
  • Estar dispuestos a aprender lo que sea necesario

Cuando estas tres cosas están dentro de ti, tarde o temprano consigues el éxito.

 

Que tengas un gran día.

 

Si este post te ha gustado y te ha resultado útil, por favor, compártelo con tus amigos y con aquellas personas a quienes creas también les puede servir.





  • Ruben

    Excelente artículo querído amigo!

  • Santi

    Gracias por compartir tus conocimientos, pues nos hacen ver las cosas desde otra perspectiva y hacen la vida más fácil. Saludos.

  • Lili N

    Gracias juan manuel.. me encanta tu aporte . Un abrazo. Lili.

  • Carmen

    Buenos días Juan,

    me surge una pregunta, qué pasa cuando el éxito depende de otras personas?.

    Llevo un tiempo largo intentando volver al mercado laboral, y aun cumpliendo con los tres puntos de la formula del éxito, no consigo un empleo. Qué pasa, por ejemplo, cuando ya tienes 53 años y deseas volver a tu profesión, después de un tiempo ausente, y unas cuantas entrevistas, no consigues tu anhelado deseo. En tu opinión, donde puedo estar fallando?

    Gracias por compartir tus conocimientos y por contestar a mi pregunta.

    • Juan Manuel Martín Menéndez
      Juan Manuel Martín Menéndez

      Hola Carmen,

      entiendo perfectamente lo que me planteas en tu pregunta. Ciertamente, dada la situación laboral de nuestro país la dificultad para encontrar un trabajo aumenta. La edad también puede ser un obstáculo dada la mentalidad de muchas empresas al contratar, pero no es un obstáculo definitivo ya que hay empresas que precisamente buscan la experiencia de personas con 53 años.

      Una de las cosas que yo encuentro más importantes en estos momentos es la flexibilidad y la apertura para abrir nuevas vías. La realidad actual está en un proceso de cambio que se acelera día a día, y esto requiere de un tipo de respuesta adaptativa muy diferente al que era útil diez o quince años atrás. Si la palabra que define estos tiempos es cambio, la estrategia de éxito, y también de supervivencia, es flexibilidad.

      En la actualidad, para muchas personas la opción es la creación de su propio trabajo. No digo que sea la tuya y que sea la apropiada para todo el mundo, pero es una opción que ha de ser contemplada, igual que también lo es la opción de salir fuera de nuestro país para algunas personas. Crear el propio trabajo es todo un reto y presenta sus dificultades, pero al menos tienes la sensación de que tu destino está en tus manos y no en las de otras personas.

      Te sugiero dos cosas:

      1. contempla la opción de crear tu propio trabajo desde una óptica creativa e innovadora, aunque sólo sea como ejercicio. Habla con gente sobre esta posibilidad, mira qué podrías ofrecer al gran mercado que es nuestra sociedad, o incluso el mundo, ábrete a posibilidades nuevas; tus experiencias y habilidades van más allá de tu profesión y pueden ser puestas en valor.
      2. si no conoces la PNL, cómprate un libro sobre ella y usa sus técnicas cuando vayas a entrevistas de trabajo.

      Bueno, espero que esto te sea de ayuda. Por cierto, me imagino que lo has visto, pero si no, échale un vistazo al programa Perlas de Sabiduría para tener Trabajo que hice junto con otros directivos el año pasado para ayudar a personas en tu situación. Lo puedes ver aquí:https://www.quetengasungrandia.com/programas/perlasdesabiduria/trabajo/landing/.

      Un fuerte abrazo y mucha suerte.

      JM

      • Carmen

        Hola Juan,

        agradezco infinitamente tus sugerencias. La primera está entre mis planes a medio plazo, porque ahora mi prioridad es irme al exterior, sin dejar de aplicar a las ofertas que veo en España, en las que creo que puedo encajar. La segunda ya esta puesta en marcha, con la lectura de un libro de PNL.

        En cuanto al programa Perlas de Sabiduría, debo decirte que no lo conocía. Ahora estoy con el vídeo 3 siguiendo las instrucciones previas. Útiles y sabios consejos, sobre todo, los de Arantxa Prieto y Sandra Martinez. Excelentes!!!

        Aprovecho para preguntarte algo referente al programa Que tengas un gran día. En el tercer vídeo, dices que en la web del libro “hay un área de acceso restringido donde encontraremos todos los detalles del proceso y del programa”. Yo fui a dicha dirección, pero he sido incapaz de encontrar dicha área. Sigue vigente este programa?

        Reitero mi agradecimiento por tu respuesta concienzuda y por tu gran labor.

        Un abrazo y que tengas un gran dia :).

        • Juan Manuel Martín Menéndez
          Juan Manuel Martín Menéndez

          Carmen, me alegro mucho de que mis sugerencias te hayan sido de utilidad, y de que te esté gustando y siendo útil el programa Perlas de Sabiduría para tener Trabajo.

          En cuanto a lo que me preguntas del programa Que tengas un gran día, no entiendo muy bien a qué te refieres. ¿Es al programa Cada día un gran día que viene incluido con mi libro Que tengas un gran día como complemento? Si es a éste al que te refieres, sí que sigue vigente y se puede acceder a él a través de la dirección que aparece en el libro.

          Un fuerte abrazo y adelante con todo. La tenacidad, la flexibilidad y la creatividad son tus mejores herramientas.

          JM