¿Deseas más vitalidad? Actívate físicamente

 

Charles Darwin hizo una aportación fundamental al conocimiento que tenemos de nosotros mismos y de la vida en el planeta Tierra. De sus investigaciones concluyó que todas las especies vivas, incluida la especie humana, somos producto de un proceso evolutivo. Esto es algo que al igual que el principio básico de la energía, todos hemos estudiado en el colegio. Sin embargo, lo que quizá no quedó tan claro cuando nos lo explicaron es que durante el noventa y nueve por ciento de nuestra existencia como especie hemos llevado una vida físicamente activa, y por lo tanto nuestro cuerpo está diseñado para vivir físicamente activo, y agradece y se vitaliza con la actividad física. Los médicos no se cansan de decirnos lo importante que es el ejercicio para nuestra salud. Y es verdad, hoy en día las evidencias científicas que lo prueban son innumerables; pero no es sólo salud lo que nos proporciona.

 

9332385 - woman exercise on the abstract background

 

Hace unos años pasé un mes en un centro dedicado al desarrollo y al crecimiento personal en California. En su programa de actividades incluían clases de movimiento y expresión corporal a las que decidí asistir para comenzar cada día. Los primeros minutos siempre me costaban un poco; mi cuerpo estaba todavía, como se suele decir, con el biorritmo bajo. Sin embargo, en el momento en que empezaba a moverme, a activarme y a conectar con el ritmo de la música todo cambiaba y mi energía empezaba a fluir. Al terminar la clase siempre me sentía lleno de vida, vital, lleno de energía y dispuesto para sacarle al día todo su jugo.

La activación física genera una sensación de vitalidad y de energía difíciles de conseguir por otros medios. Bueno, a excepción del sexo, pero ¿no implica el sexo una gran activación física? Sin embargo, las estadísticas indican que nuestro estilo de vida actual está generando una epidemia de sedentarismo que alcanza hasta el ochenta por ciento en las poblaciones urbanas. Nuestro trabajo se ha vuelto más sedentario que nunca antes y cada vez pasamos más parte de nuestro tiempo libre sentados enfrente del televisor, del ordenador o de otros dispositivos digitales; incluso ya no necesitamos salir a hacer la compra si no queremos. Todo ello, que podemos considerar ha aumentado nuestro nivel de comodidad, viene con un coste en términos de vitalidad y salud.

Es cierto que el ritmo de vida actual hace que para muchas personas ses complicado sacar tiempo para dedicarlo a algún deporte o actividad que implique estar físicamente activo, pero también es verdad que para proporcionarnos la actividad física que nuestro cuerpo necesita y agradece simplemente tenemos que caminar veinte minutos diarios a buen paso. ¿Es esto posible? Para la mayoría de las personas sí con pequeños ajustes en sus hábitos y costumbres.

Mi sugerencia para hoy: dale años a tu vida y vida a tus años a través de la actividad física.

 

Que tengas un gran día.

 

 

Si este post te ha gustado y te ha resultado útil, por favor, compártelo con tus amigos y con aquellas personas a quienes creas también les puede servir.