¿Qué realidad creas con tu lenguaje?

Las palabras y el lenguaje constituyen el componente básico que utilizamos para pensar y dan forma a nuestra realidad subjetiva. No es lo mismo calificar una situación de problema que de reto. Estas dos palabras crean realidades subjetivas distintas y suponen diferentes maneras de enfocarla. Esto tendrá su reflejo en cómo viviremos la situación y en la actitud que adoptemos.

 

realidad y lenguaje

 

No es lo mismo decirse internamente “Este cliente es muy exigente” que “Este cliente es imposible de satisfacer”. En este segundo caso, la palabra imposible está creando una realidad subjetiva en nosotros que nos dificultará, cuando no impedirá, hacer el esfuerzo y aplicar la inteligencia necesaria para cerrar una venta. Igualmente, no es lo mismo decirse internamente “En esta empresa no tengo posibilidad de hacer carrera” que decirse “Hacer carrera en esta empresa es todo un reto que puedo superar si me lo propongo”. De nuevo, la diferencia entre “no tengo posibilidad” y “esto es un reto” crea dos realidades interiores distintas que nos conducen a adoptar actitudes y comportamientos distintos. En el primer caso, yo mismo me estoy cerrando las puertas con mi manera de ver la situación.

Sin embargo, es habitual que no le prestemos demasiada atención al tipo de palabras y expresiones que utilizamos cuando pensamos, cuando hablamos y cuando mantenemos una conversación con nosotros mismos. Un buen ejercicio a practicar con regularidad es poner la atención en tu conversación ‒bien interior o exterior‒, observarte cuando estés pensando o hablando, y preguntarte qué realidad crea este lenguaje que estoy utilizando. Este ejercicio tiene mucha potencia porque nos permite modificar lenguaje y expresiones que no nos ayuden, y por lo tanto, modificar nuestra realidad subjetiva interna y, como consecuencia, nuestra realidad externa, porque la realidad exterior siempre es un reflejo de la interior.

 

Que tengas un gran día.

 

 

Si este post te ha gustado y te ha resultado útil, por favor, compártelo con tus amigos y con aquellas personas a quienes creas también les puede servir.