La vida social [Serie Vivir con Pasión]

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn2Pin on Pinterest0Email this to someone

 

Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza, necesitamos el contacto con otras personas, y es en contacto con otros cuando nos solemos sentir más felices. Es por ello que la vida social es un componente esencial de una vida que nos apasione.

 

 

Siempre me ha llamado la atención cuando he visto en televisión imágenes y reportajes de fiestas populares en las que se produce una celebración colectiva. La constatación siempre ha sido la misma: la gente estaba feliz, contenta, animada, alegre… ¿Te imaginas a una persona sola celebrando algo? Probablemente no estaría tan contenta y animada porque la alegría compartida es doble alegría.

La pasión por la vida ocurre cuando nuestra vida nos produce satisfacción, alegría y disfrute, y el contacto social es un elemento clave para ello. Aún así, las dinámicas de la vida actual hacen que para muchas personas sea complicado mantener una vida social activa: las cargas de trabajo crecientes, las responsabilidades familiares, y la complejidad de una realidad en cambio permanente nos dejan muchas veces sin tiempo ni ganas para el contacto social. Y, si ese es nuestro caso, esto es algo sobre lo que pensar.

Si miras una semana típica de tu día a día ¿cuántas horas pasas con amigos o en un contexto social de ocio? Si tu respuesta es menos de cinco, te sugiero que profundices en las razones: ¿es porque no tienes tiempo? ¿es porque no tienes amigos? ¿es porque tus amigos no son dados a salir y a la vida social? En este universo de causa y efecto que es la vida, todo efecto tiene su causa, y es en el nivel de las causas donde hemos de trabajar si queremos cambiar los efectos.

La mayoría de nosotros tenemos contacto con otras personas en nuestro día a día ya sea en nuestra familia o en el trabajo. Este ya es un componente de socialización que puede ser muy gratificante; ahora bien, esto no le quita importancia al otro tipo de contacto social que ha dado en llamarse socializar, vidilla social, quedar con amigos, actividades con gente, o cualquier otra acepción del término. Este contacto social está más en el ámbito del ocio y del disfrute, y por ello tiene ese gran efecto en producir alegría, satisfacción y contento.

Siempre me ha gustado la palabra liderazgo porque supone tomar la iniciativa. En este sentido, si consideras que tu vida social podría ser mejor y más gratificante, te sugiero que te conviertas en líder de tu entorno de amigos, en movilizador, en alguien que propone y que crea planes. Seguro que te sorprenderás de cuánto agradecen tus amigos tu iniciativa. La inercia es algo que nos afecta a todos los seres humanos. Y ya sabes lo que significa inercia: las cosas tienden a permanecer en el estado en el que están; lo que está en movimiento tiende a seguir en movimiento, y lo que está parado tiende a seguir parado, y ponerlo en movimiento requiere de una inyección de energía extra. Esa energía es la que ponen los líderes.

Si la causa de que no tengas una vida social activa es la falta de amigos, aquí te invito a tomar el liderazgo para hacerlos. No es complicado si nos lo proponemos. Ten en cuenta que, como todo el mundo necesita el contacto social, cuando alguien toma la iniciativa de acercarse a otras personas, esa iniciativa suele ser bien recibida.

Como ves, vida social y liderazgo hacen un tándem estupendo.

 

Que tengas un gran día.

 

Si este post te ha gustado y te ha resultado útil, por favor, compártelo con tus amigos y con aquellas personas a quienes creas también les puede servir.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn2Pin on Pinterest0Email this to someone




¿TE HA GUSTADO ESTE CONTENIDO?

Suscríbete al site y te notificaré cada vez que publiquemos nuevos contenidos. Como agradecimiento por tu confianza te regalaré la versión digital de mi último libro: 35 Reflexiones para Ser Feliz.