La sabiduría de la inseguridad

 

Todos buscamos sentirnos seguros, y la inseguridad, ya sea de nuestras circunstancias de vida o la interior, nos incomoda y nos genera un sentimiento de rechazo. Sin embargo, la inseguridad no es esa  serpiente con la boca abierta que amenaza con mordernos, muy al contrario, es en la inseguridad donde está el germen de lo nuevo, el crecimiento, la aventura y la vida.

 

54356754 - wellness, health and natural harmony concept. abstract natural backgrounds

 

La necesidad de seguridad es un sentimiento muy humano. Ya Abraham Maslow cuando nos presentó la jerarquía de necesidades humanas en su famosa pirámide, situó la seguridad como la segunda en la escala después de las necesidades físicas más básicas como el alimento o el cobijo. Los seres humanos necesitamos sentirnos seguros y la inseguridad activa nuestro instinto de supervivencia cuyo mecanismo llena nuestro organismo de hormonas del estrés; de ahí el nerviosismo y el estrés que nos provoca la inseguridad.

Pero más allá de este mecanismo de nuestra biología, los seres humanos necesitamos sentirnos vivos y experimentar la aventura de la vida. Si no, nos puede ocurrir que lleguemos al final de nuestro tiempo con la sensación de no haber vivido. Y como decía un amigo mío, malo es arrepentirse de lo que uno ha hecho, pero peor es arrepentirse de lo que no ha hecho.

Y también ocurre que por mucho que deseemos la seguridad, ésta no existe, es una ilusión. Nadie sabemos lo que nos va a pasar mañana. Sí, ciertamente si tienes una vida muy estable y organizada, puedes prever cómo va a ser mañana, pero nunca puedes saberlo ya que puede ocurrir cualquier tipo de improviso que cambie tu día o incluso toda tu vida.

Mi reflexión es: si la inseguridad es parte de la vida ¿por qué no abrazarla y disfrutarla? ¿No tienes la experiencia de que cuanto más te resistes a algo más dolor y angustia experimentas? Recuerdo que de pequeño tenía pánico a las inyecciones y cada vez que me ponía enfermo y me tenían que poner inyecciones era terrible y lo pasaba fatal porque me dolía muchísimo cuando me pinchaban.

Luego me dijeron que si dejaba de tensar mis nalgas y respiraba como dando la bienvenida a la aguja, que no tenía otro propósito más que curarme, no me dolería tanto. Y como pude comprobar, así era. Con la inseguridad de la vida pasa lo mismo, si la aceptamos y le damos incluso la bienvenida, no nos generará tanta angustia. ¿Por qué darle la bienvenida a algo que parece amenazante? Porque no lo es. Si tenemos confianza en nosotros mismos, podemos vivir la cambiante e incierta vida sin angustia y disfrutando del estímulo y el crecimiento que el cambio y la incertidumbre suponen.

Mi sugerencia: No busques la seguridad exterior, busca la interior; desarrolla la confianza en ti y en que eres absolutamente capaz de enfrentar con éxito cualquier dificultad o reto que la vida te ponga por delante. Y luego, disfruta de ver cómo la vida se va abriendo ante ti día a día siempre nueva, siempre cambiante, siempre interesante.

 

Que tengas un gran día.

 

Si este post te ha gustado y te ha resultado útil, por favor, compártelo con tus amigos y con aquellas personas a quienes creas también les puede servir.





  • Angel

    Estimado Juan Manuel,

    He leído con entusiasmo este post titulado La sabiduría de la inseguridad y tengo que decirte que estoy totalmente convencido de lo que aconsejas….. Pero yo creo que en muchos casos no sientes inseguridad por lo que pueda suceder mañana en tu entorno, sino, que te suceda algo a ti y que tu entorno sea capaz de seguir hacia delante…… Eso por lo menos es lo que más inseguridad me crea a mí con respecto al futuro.

    Muchas gracias

    • Juan Manuel Martín Menéndez
      Juan Manuel Martín Menéndez

      Hola Ángel, es verdad lo que dices y me lleva a pensar cómo a veces perdemos de vista que nuestra vida no es algo aislado sino que siempre formamos parte de algo: una familia, un grupo de amigos, una empresa, una comunidad, el mundo… y que lo que nos ocurra a nosotros afecta a muchas otras personas.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un fuerte abrazo.

      JM

  • Cristina

    ¡Hola!, este post sobre el tema de la inseguridad es muy bueno porque, al menos en mi caso, es una reflexion que tiene mucha importancia en mi vida. Como siempre, analizando el problema desde su perspectiva mas positiva y vital. Son muy utiles esos puntos de vista de la seguridad interior y exterior, sobre todo, en el primer caso, donde el conocimiento de un@ mism@ y el deseo de solucionar los problemas como si fueran retos, te permite seguir hacia adelante u seguir creciendo. Gracias y un saludo.

    • Juan Manuel Martín Menéndez
      Juan Manuel Martín Menéndez

      Gracias a ti Cristina por tu comentario. En mi experiencia, cuando un problema que tengo que resolver lo enfoco como reto (y esto es simplemente mirarlo así), gano ligereza interior para enfrentarlo, pero sobre todo experimento una sensación de capacidad y seguridad en mí.

      Un fuerte abrazo.

      JM