La neurociencia revela uno de los secretos de la felicidad

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn33Pin on Pinterest0Email this to someone

 

Aunque a veces nos cueste reconocerlo, nuestra vida y nuestra experiencia está más en manos de nuestra biología de lo que nos gustaría. Aunque los estudios sobre el cerebro humano comenzaron ya en los tiempos de la civilización egipcia, ha sido en las últimas décadas cuando el conocimiento de éste ha dado un enorme salto. La neurociencia y los neurocientíficos se han lanzado a estudiar cómo funciona esa masa gris de apenas kilo y medio que todos tenemos en nuestra cabeza y que contiene del orden de 100.000 millones de neuronas (tantas como el número de estrellas de nuestra galaxia) cuya actividad marca nuestra experiencia.

 

31295119 - human brain with strategic thinking and innovative ideas

 

Una de las cosas que han descubierto los neurocientíficos es que hay una correlación entre la cantidad de determinadas sustancias químicas en nuestro cerebro y nuestros estados emocionales. Así, los estados emocionales positivos y placenteros tienen una relación directa con la cantidad de dopamina que están produciendo nuestras neuronas. Por ejemplo, muchos antidepresivos lo que hacen es incrementar los niveles de dopamina para subir el estado de ánimo.

Pues bien, otra de las cosas que los neurocientíficos han descubierto es que la gratitud también produce un aumento de los niveles de dopamina. Y esta es la razón por la que las personas agradecidas muestran unos niveles de felicidad más altos que la media.

Curiosamente, esto coincide con lo que todas las tradiciones espirituales y de sabiduría han prescrito como un elemento clave del buen vivir. Ellos llegaron a esta conclusión desde su observación de la experiencia. Ahora, en la era de la ciencia, sabemos por qué, y esto completa el círculo del conocimiento.

Sentirnos agradecidos nos ayuda a experimentar esa felicidad que todos decimos desear en nuestra vida. Además, es una fórmula que no depende de las circunstancias externas o del momento. Hay determinados alimentos que suben los niveles de dopamina, así como determinadas experiencias placenteras también lo hacen, pero esto es, como se dice en el argot popular “pan pan para hoy y hambre para mañana”. Sin embargo, la gratitud depende sólo de nosotros mismos y de cómo “miremos” nuestra vida. Sentirnos agradecidos por lo que tenemos, por lo que otros hacen o han hecho por nosotros, o por la vida en sí, es una especie de pócima mágica, de piedra filosofal que todo lo que toca lo convierte en oro, el oro de sentir felicidad.

Pero hay otro descubrimiento que han hecho los neurocientíficos.

Hay veces que la vida se pone cuesta arriba y parece que no hay nada por lo que sentirnos agradecidos. No importa, el simple hecho de buscar algo por lo que sentirnos agradecidos tiene los mismos efectos en nuestro cerebro y en la segregación de dopamina. Dicen que quien busca encuentra, y esa es mi experiencia, pero también es verdad que las dificultades que podemos estar experimentando en un momento dado y las emociones negativas asociadas nos pueden llevar a no ver nada positivo ni por lo que estar agradecidos. Por eso es tan importante este descubrimiento. Sólo por ponernos a buscar y estar en esa intención, nuestro cerebro cambia su química interior y empezamos a experimentar los estados emocionales más positivos asociados a esa química.

Así que la conclusión es clara: la gratitud y su búsqueda nos ayudan a sentirnos felices en nuestra vida.

Que tengas un gran día.

Si este post te ha gustado y te ha resultado útil, por favor, compártelo con tus amigos y con aquellas personas a quienes creas también les puede servir.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn33Pin on Pinterest0Email this to someone




¿TE HA GUSTADO ESTE CONTENIDO?

Suscríbete al site y te notificaré cada vez que publiquemos nuevos contenidos. Como agradecimiento por tu confianza te regalaré la versión digital de mi último libro: 35 Reflexiones para Ser Feliz.

  • Cristina

    Siempre hay algo por lo que sentirnos agradecidos, es bueno pararse, centrarse y reflexionar para encontrarlo. Las prisas y nosotros mismos, a veces, no somos capaces de darnos cuenta de ello. Un saludo.

    • Juan Manuel Martín Menéndez
      Juan Manuel Martín Menéndez

      Es verdad Cristina. Vivimos en un mundo que va muy rápido y esto a veces nos dificulta pararnos para tomar consciencia de todo lo positivo que hay en nuestra vida y por lo que sin duda, cuando tomamos consciencia, nos sentimos agradecidos.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Juan Manuel

  • ELISA SANCHEZ MARTIN

    Este articulo me ha parecido muy alentador…. al menos a mi que llevo soportando una muy mala racha economicamente, y de trabajo y que parece que en lugar de mejorar … retrocedo…. y mis complicaciones se agrandan….. gracias por alentarnos….

    • Juan Manuel Martín Menéndez
      Juan Manuel Martín Menéndez

      Muchas gracias Elisa. Dicen que cuando una puerta se cierra otra se abre, pero también es verdad que entre medias muchas veces hay un largo pasillo. Igualmente, muchas veces antes de que salga la luz se produce una profunda oscuridad. Te animo a mirar hacia adelante con lo que yo llamo “optimismo proactivo” que es aquel que cuando mira el futuro lo ve brillante, no porque por ciencia infusa vaya a ser así (éste sería un optimismo un poco infantil) sino porque confía en sí misma o sí mismo para generar los resultados que busca.

      Un abrazo.

      Juan Manuel

  • Carlos

    Ya nos enseñaron que “es de bien nacidos el ser agradecido” y sin duda es una reflexión que ayuda a ser algo más positivo en la vida. No solamente por la reacción de la gente a la que les agradecemos alguna acción que hayan podido realizar, sino por esa relación no escrita que va creciendo entre ambos y que genera una sensación de bienestar, complicidad, gratitud.
    El agradecimiento sincero es uno de los mayores estímulos que podemos ofrecer a nuestros equipos; por encima de los económicos o de mejora de posición jerárquica en la empresa.
    Esos agradecimientos que hacemos, con el tiempo, se convierten en algo positivo, una especie de impulso que ayuda a mejorar la relación en el equipo y por ende el rendimiento del mismo.

    • Juan Manuel Martín Menéndez
      Juan Manuel Martín Menéndez

      Totalmente de acuerdo contigo Carlos. El agradecimiento sincero y el reconocimiento son unas de las mejores formas de incrementar el rendimiento de los equipos y también de la satisfacción laboral de la gente.

      Muchas gracias por tu aportación.

      Juan Manuel