Desmontando el Blue Monday: el día más triste del año

 
Hay veces que te sorprende comprobar hasta qué punto hemos llegado a conocer la realidad a base de investigarla. En el año 2005, el investigador de la Universidad de Cardiff Cliff Arnal identificó por primera vez un fenómeno al que le dio el nombre de Blue Monday, y que calificó como el día más triste del año. Al parecer, hay un día en el año, que coincide con el día de hoy, lunes 19 de enero en este año 2015, en el que se dan una serie de factores que crean una especie de ciclogénesis explosiva de la tristeza: el frío, la cuesta de enero y la decepción por haber incumplido los propósitos de año nuevo que nos hicimos.

 

Desmontando el Blue Monday

 

Es verdad que todos estos factores están ahí y tienen una incidencia en el estado anímico, pero ¿no es exagerado calificar a este día como “el día más triste del año”? Puestos a pensar así, tendríamos que buscar cuál es el día más alegre y feliz del año, aunque sólo sea para compensar la presencia de este otro en nuestra mente colectiva.

Los lunes tienen para muchos una carga de “tristeza” porque hay que volver al trabajo después del fin de semana, pero ¿por qué tiene que ser así? Es verdad que tenemos que trabajar para ganarnos la vida y en muchos casos no es lo que más nos apetece hacer, pero aquí encontramos otra reflexión: el trabajo puede ser un elemento que sume a nuestra felicidad, y esto depende en buena medida de nosotros y cómo lo abordemos.

También es verdad que a mediados de enero, muchos de esos propósitos que nos hicimos el día 1 para el año han quedado si no en el olvido, sí relegados porque hemos vuelto de nuevo a nuestro día a día, que no es otra cosa que decir, a nuestros hábitos. Aquí sí le doy la razón a Cardiff Cliff, hacerse propósitos e ilusiones y no cumplirlas tiene un efecto de decepción con uno mismo que es la peor decepción que se puede sentir, y esto trae tristeza y frustración. Al hacer esos propósitos de año nuevo, solemos olvidar que el cambio supone vencer la fuerza gravitacional de los viejos hábitos, y que eso requiere de determinación.

Puede que este sea “el día más triste” del año para muchos pero no necesariamente ha de serlo para ti. Para ello:

1. Mira todo lo bueno y positivo que hay en tu vida

2. Busca la ilusión, el disfrute y la motivación en lo que hagas hoy

3. Ríete un rato con compañeros de trabajo, amigos, familia o viendo o leyendo algo divertido

4. Pon en una hoja todos los propósitos que te hiciste para este nuevo año y visualízate cumpliéndolos

5. Da hoy un paso, aunque sea pequeño, haz algo para cumplir con esos propósitos

Que tengas un gran día.

Para avanzar en el camino de la felicidad y éxito, DESCÁRGATE gratuitamente 2 capítulos del libro Que tengas un gran día.

Si este post te ha gustado y te ha resultado útil, por favor, compártelo con tus amigos y con aquellas personas a quienes creas también les puede servir.